Este chico vergón tiene la dicha que muchos no, es tener una madre buenona, calentona y sobre todo con muchas ganas incestuosas de hacer el amor con su hijo, pero primero y un día en que lo observa haciéndose una paja en casa decide ayudarlo y hacer realidad su fantasía de comerse a su propio hijo, pero para la dicha del sujeto vergón llega su hermana que también es preciosa y les ayuda a follar en trío, para lo cual el tipo les da como se merecen polla, duro y sin parar hasta hacerlas gemir después de que le mamen su pene grande muy delicioso.

Deja un comentario del video